El Corporate y su importancia en las empresas

 id84

El éxito reside en otorgarle una categoría comercial al asunto corporativo. Hacer esfuerzos combinados para proyectar la mejor imagen organizacional. Cada día darle valor agregado a cada objetivo y trabajar proyecto por proyecto, hasta alcanzar el engranaje necesario para que luego las cosas fluyan por sí solas, sin empujar y sin halar, sino todos al mismo ritmo, con la misma finalidad. Si no existe una corporatividad definida, comience a crearla y, si existe y no funciona, reinvéntela a favor de toda la organización.

Primero tengamos claro qué es o a qué nos referimos cuando hablamos de una empresa corporativa o una empresa en la que se le brinda una primerísima atención al corporativismo. Pues bien, son aquellas que poseen un conjunto de atributos bien definidos como, por ejemplo: cultura empresarial, compromiso, espíritu, visión, misión y una filosofía ampliamente configurada para hacer que sea una organización de alto nivel. No importa el tamaño de la empresa u organización, como tampoco si es pública o privada. Importa es que esas premisas básicas de corporatividad las lleven cada uno de sus integrantes. Lograr que los miembros de una organización se sientan plenamente identificados con su entorno laboral; hablamos de que cada uno de ellos, o en su mayoría, alcanzó el ADN corporativo. No es trabajo fácil ni de un día para otro: pasan años. Lo importante es que cuando una organización logre estandarizar su corporativismo y se respire por doquier, entonces cada uno de los nuevos integrante, en la medida en que vayan incorporándose, asuman ese ADN.

No muchas empresas otorgan un valor importante al manejo corporativo. En Venezuela los mejores casos, donde se denota un trabajo organizacional en ese sentido, son las multinacionales y un importante número de empresas de capital nacional. La mayoría de empresas medianas y pequeñas hacen grandes esfuerzos por que sus grupos de trabajadores, se desenvuelvan en un clima laboral óptimo. Las empresas ocupadas en generar niveles apropiados de corporatividad, sencillamente comienzan por otorgarle un justo reconocimiento a cada uno de sus talentos o capital humano. A partir de esta asociación, alcanzar los objetivos será común al igual que sus beneficios.

Tengan en cuenta que el asunto corporativo debe manejarse tan estratégicamente como la marca, las ventas. Hoy avanzamos en los nuevos conceptos, que nos permiten, rápidamente, adaptarnos a las innovaciones en esta materia. Hablábamos de las industrias y la cultura, hoy de la tecnoindustria y la tecnocultura.

Lo corporativo o Corporate (en inglés) se compone de infinidad de elementos, todos importantes. Ello debe regirse por los principios de la comunicación corporativa, cultura, estrategia, promoción, entre otras, que más adelante tocaremos.

Por Edduar Amesty Núñez | @eamestyc